Hot Stamping


Hot Stamping y Termograbado

El Hot Stamping o termograbado es uno de los mayores avances en el mundo de la impresión y la estampación, que permite trabajar todo tipo de diseños en prácticamente cualquier tipo de superficie.

 

También conocido como como termoimpresión, es una de las técnicas más vanguardistas y eficaces del sector de las artes gráficas y visuales, que consigue un acabado de gran calidad y es muy utilizada en productos de cartón, piel, polipiel, papel, metal o cristal. Conscientes del desconocimiento que existe alrededor de esta técnica, a continuación, te vamos a contar qué es el termograbado y todo lo que debes saber al respecto.

 

¿Qué es el Hot Stamping?

La técnica de termograbado da como resultado un hendido de bajo relieve, de alta calidad y con un acabado muy elegante, el cual se produce a través de un proceso de presión con temperatura mediante un troquel que contiene el diseño del logo, directamente sobre la superficie a estampar. Una de las más empleadas en la actualidad, es muy utilizada para imprimir etiquetas en caliente, aunque por su gran versatilidad y los buenos resultados que consigue, puede utilizarse en todo tipo de superficies y productos.

 

Los aspectos a tener en cuenta para una técnica tan novedosa como el Hot Stamping son el tipo, la forma y el tamaño del soporte. Entre las diferentes superficies disponibles, el vidrio limpio sin pintura es la mejor opción para esta técnica.

 

Origen del termograbado

El origen del foil stamping se remonta al siglo XIX, y fue la técnica más empleada para la ilustración de libros para niños o realizar grabados en todo tipo de obras. La primera patente de este procedimiento se produjo en 1892 por Ernst Oeser.

 

Durante los primeros años, únicamente se utilizaba en superficies como el cuero o el papel, pero, a partir de 1950 comenzó a aplicarse en superficies de todo tipo, hasta el punto de convertirse en la opción más utilizada para las estampaciones decorativas o publicitarias. Además, al utilizar pinturas secas que no resultan tóxicas, es la técnica más segura.

 

¿En qué consiste el Hot Stamping?

El Hot Stamping es una técnica de impresión en caliente que consiste en un sistema de estampado mediante transferencia térmica que no emplea tinta para imprimir. En esta técnica, un pigmento de alta resolución se traspasa a la superficie de un artículo por un proceso de alta temperatura y presión, que es capaz de transformar láminas de metal en productos de diferentes texturas y colores.

 

Para ello, previamente hay que preparar la imagen y grabarla en una cuña, que normalmente suele estar hecha de estaño, cobre, magnesio, aluminio o silicona, la cual se coloca sobre una película foil, que debe estar sobre la superficie que se quiere estampar. Para realizar la estampación tiene que alcanzar una temperatura de entre 100 y 300 grados, que se encargará de activar el adhesivo del foil y, con la presión ejercida, estampará la imagen sobre la superficie. Aunque puede variar, por lo general, los metalizados son los colores más utilizados en el termograbado, ya que estos consiguen un mayor contraste.

 

Ventajas y desventajas del Hot Stamping

El Hot Stamping es una técnica de impresión en caliente que consiste en un sistema de estampado mediante transferencia térmica que no emplea tinta para imprimir.

 

En esta técnica, un pigmento de alta resolución se traspasa a la superficie de un artículo por un proceso de alta temperatura y presión, que es capaz de transformar láminas de metal en productos de diferentes texturas y colores.

 

Para ello, previamente hay que preparar la imagen y grabarla en una cuña, que normalmente suele estar hecha de estaño, cobre, magnesio, aluminio o silicona, la cual se coloca sobre una película foil, que debe estar sobre la superficie que se quiere estampar.

 

Para realizar la estampación tiene que alcanzar una temperatura de entre 100 y 300 grados, que se encargará de activar el adhesivo del foil y, con la presión ejercida, estampará la imagen sobre la superficie.

 

Aunque puede variar, por lo general, los metalizados son los colores más utilizados en el termograbado, ya que estos consiguen un mayor contraste.

 

 

Contacta con Tintas Greis (impresión, tampografía y serigrafía)

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo en menos de 48 horas.